El Blog

 
 

Calendario

<<   Enero 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Enero del 2006

POESÍA SELECTA:NICOMEDES STA. CRUZ - CHRISTIAN BARNARD

Por Albrechto - 31 de Enero, 2006, 14:45, Categoría: Poesía Selecta

Continuando con la publicación de algunas de las muchas poesías selectas, ahora les transcribo del Peruano Nicomedes Santa Cruz. La Decima "La Escuelita" .Así mismo del Dr. Christian Barnard su oración mundialmente conocida: El Poder del Pensamiento que tiene un profundo mensaje, para motivarnos hacia el éxito en nuestro diario vivir.

Nicomedes Santa Cruz (1925-1992). Es considerado como uno de los mejores decimistas del Perú. Su inspiración e interpretación conquistó varios países de habla castellana.

La  ESCUELITA

A cocachos aprendí
mi labor de colegial
en el Colegio Fiscal
  del barrio donde nací.

Tener primaria completa
era raro en mi niñez
(nos sentábamos de a tres
en una sola carpeta).
Yo creo que la palmeta
la inventaron para mí,
de la vez que una rompí
me apodaron "mano´e fierro",
y por ser tan mataperro
a cocachos aprendí.

Juguetón de nacimiento,
por dedicarme al recreo
sacaba Diez en Aseo
y Once en Aprovechamiento.
De la Conducta ni cuento
pues, para colmo de mal
era mi voz general
"¡chócala pa la salida!"
dejando a veces perdida
mi labor de colegial.

¡Campeón en lingo y bolero!
¡Rey del trompo con huaraca!
¡Mago haciéndome "la vaca"
y en bolitas, el primero...!
En Aritmética, Cero.
En Geografía, igual.
Doce en examen oral,
Trece en examen escrito.
Si no me "soplan" repito
en el Colegio Fiscal.

Con esa nota mezquina
terminé mi Quinto al tranco,
tiré el guardapolvo blanco
(de costalitos de harina).
Y hoy, parado en una esquina
lloro el tiempo que perdí:
los otros niños de allí
alcanzaron nombre egregio.
Yo no aproveché el Colegio
del barrio donde nací...

Dr.Christian Barnard (1922-2001),Médico Sudafricano precursor de los transplantes de corazón.

 

 

EL PODER DEL PENSAMIENTO

SI PIENSAS QUE ESTÁS VENCIDO, VENCIDO ESTÁS;
SI PIENSAS QUE NO TE ATREVES, NO LO HARÁS;
SI PIENSAS QUE TE GUSTARÍA GANAR,
PERO QUE NO PUEDES, NO LO LOGRARÁS;

SI PIENSAS QUE PERDERÁS, YA HAS PERDIDO;
PORQUE EN EL MUNDO ENCONTRARÁS
QUE EL ÉXITO COMIENZA
CON LA VOLUNTAD DEL HOMBRE.

TODO ESTÁ EN EL ESTADO MENTAL;
PORQUE MUCHAS CARRERAS SE HAN PERDIDO
ANTES DE HABERSE CORRIDO;
Y MUCHOS S HAN FRACASADO
ANTES DE HABER SU TRABAJO EMPEZADO

PIENSA EN GRANDE Y TUS HECHOS CRECERÁN;
PIENSA PEQUEÑO Y QUEDARÁS ATRÁS;
PIENSA QUE PUEDES Y PODRÁS;
TODO ESTÁ EN EL ESTADO MENTAL.

SI PIENSAS QUE ESTÁS AVENTAJADO, LO ESTÁS;
TIENES QUE PENSAR BIEN PARA ELEVARTE;
TIENES QUE ESTAR SEGURO DE TI MISMO
ANTES DE INTENTAR GANAR UN PREMIO;

LA BATALLA DE LA VIDA NO SIEMPRE LA GANA
EL
HOMBRE MÁS FUERTE O EL MÁS LIGERO;
PORQUE TARDE O TEMPRANO, EL HOMBRE QUE GANA...
ES AQUEL QUE CREE PODER HACERLO.

DR. CHRISTIAN BARNARD

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

POESÍA SELECTA:RAMON ANGEL JARA- MAX HERMANN

Por Albrechto - 29 de Enero, 2006, 17:56, Categoría: Poesía Selecta

Continuando con este recuerdo de mi vida estudiantil, al cursar la secundaria, pude escuchar un poema dedicado a la madre de Ramón Angel Jara,

 

HAY UNA MUJER

Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados;

Una mujer que, siendo joven, tiene la reflexión de una anciana, y en la vejez, trabaja con el vigor de la juventud;

Una mujer que, si es ignorante, descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio, y si es instruida, se acomoda a la simplicidad de los niños;

Una mujer que siendo pobre, se satisface con la felicidad de los que ama, y siendo rica daría con gusto su tesoro por no sufrir en su corazón
la herida de la ingratitud;

Una mujer que siendo vigorosa se estremece con el llanto de un niño, y siendo débil se reviste a veces con la bravura de un león;

Una mujer que mientras viva, no la sabremos estimar, porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero después de muerta, daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos por mirarla un solo instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un sólo acento de sus labios.

De esta mujer no me exijáis el nombre, si no queréis que empape con lágrimas vuestro álbum, porque ya la vi pasar en mi camino.

Cuando crezcan vuestros hijos, leedles esta página y ellos, cubriendo de besos vuestra frente, os dirán que un humilde viajero en pago del suntuoso hospedaje recibido, ha dejado aquí, para vos y para ellos, un boceto del retrato de su madre
.

Ramón Angel Jara

Otro poema que tiene un profundo mensaje especialmente para los jovenes es la Desiderata, mundialmente difundido, de Max Hernamm

DESIDERATA

Camina plácido entre el ruido y la prisa
y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio.

En cuanto sea posible y sin rendirte,
mantén buenas relaciones con todas las personas.

Enuncia tu verdad de una manera serena y clara

y escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante,

también ellos tienen su propia historia.

Esquiva a las personas ruidosas y agresivas,
ya que son un fastidio para el espíritu.

Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado,

pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.

Disfruta de tus éxitos lo mismo que de tus planes.

Mantén el interés en tu propia carrera
por humilde que sea, ella es un verdadero tesoro
en el fortuito cambiar de los tiempos.

Sé cauto en tus negocios pues el mundo está lleno de engaños,
mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe.
Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales.
La vida esta llena de heroísmo.

Sé sincero contigo mismo, en especial no finjas el afecto
Y no seas cínico en el amor,
pues en medio de todas las arideces y desengaños,
es perenne como la hierba.

Acata dócilmente el consejo de los años
abandonando con donaire las cosas de la juventud.

Cultiva la firmeza del espíritu,
para que te proteja en las adversidades repentinas.

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Sobre una sana disciplina, se benigno contigo mismo.

Tú eres una criatura del universo.
No menos que las plantas y las estrellas,
tienes derecho a existir.
Y sea que te resulte claro o no,
indudablemente el universo marcha como debiera.

Por eso debes estar en paz con Dios
cualquiera que sea tu idea de El.
Y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones,

conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida.

Aún con toda su farsa, penalidades y sueños fallidos,

el mundo es todavía hermoso.

Sé cauto, ¡esfuérzate por ser feliz!

Max Hermann

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

POESÍA SELECTA:AGUIRRE FIERRO-JULIO SEXTO

Por Albrechto - 15 de Enero, 2006, 15:33, Categoría: Poesía Selecta

Siendo ya docente en el Colegio "Telésforo Catacora" de la ciudad de Juli conocida como la "Pequeña Roma" por sus elevaciones petreas y sus templos coloniales, viene a mi, la añoranzas de dichos años donde en las actividades denominadas como: actuaciones civico-patrioticas, tuve la oportunidad de escuchar y observar  tanto a mis alumnos como a mis colegas profesores:poesías, alegorías, cantos, danzas,etc.

De las que recuerdo mucho, por ejemplo puedo citar: "El brindis del bohemio" del mexicano Guillermo Aguirre Fierro(1887-1949), "Las abandonadas" del también mexicano Julio Sexto, "Retrato de una madre" del Chileno Ramón Ángel Jara(1852-1917) y la mundialmente conocida "Desiderata" del norteamericano Max Ehrmann(1872-1945).

Bueno, que sea propicio para publicar en este post las mencionadas obras de estos reconocidos poetas.

EL BRINDIS DEL BOHEMIO

En torno de una mesa de cantina,
una noche de invierno,
regocijadamente departían
seis alegres bohemios.

Los ecos de sus risas escapaban
y de aquel barrio quieto
iban a interrumpir el imponente
y profundo silencio.

El humo de olorosos cigarillos
en espirales se elevaba al cielo,
simbolizando al resolverse en nada,
la vida de los sueños.

Pero en todos los labios había risas,
inspiración en todos los cerebros,
y, repartidas en la mesa, copas
pletóricas de ron, whisky o ajenjo.

Era curioso ver aquel conjunto,
aquel grupo bohemio,
del que brotaba la palabra chusca,
la que vierte veneno,
lo mismo que, melosa y delicada,
la música de un verso.

A cada nueva libación, las penas
hallábanse más lejos
del grupo, y nueva inspiración llegaba
a todos los cerebros,
con el idilio roto que venía
en alas del recuerdo.

Olvidaba decir que aquella noche,
aquel grupo bohemio
celebraba entre risas, libaciones,
chascarrillos y versos,
la agonía de un año que amarguras
dejó en todos los pechos,
y la llegada, consecuencia lógica,
del "feliz año nuevo" . . .

Una voz varonil dijo de pronto:
- las doce, compañeros;
digamos el "requiescat" por el año
que ha pasado a formar entre los muertos.
¡Brindemos por el año que comienza!
porque nos traiga ensueños;
porque no sea su equipaje un cúmulo
de amargos desconsuelos . . .

- Brindo, dijo otra voz, por la esperanza
que la vida nos lanza,
de vencer los rigores del destino,
por la esperanza, nuestra dulce amiga,
que las penas mitiga
y convierte en vergel nuestro camino.

Brindo porque ya hubiere a mi existencia
puesto fin con violencia
esgrimiendo en mi frente mi venganza;
si en mi cielo de tul limpio y divino
no alumbrara mi sino
una pálida estrella: Mi esperanza.

¡Bravo!, dijeron todos, inspirado
esta noche has estado
y hablaste bueno, breve y substancioso.
El turno es de Raúl; alce su copa
y brinde por . . . Europa,
ya que su extranjerismo es delicioso . ...

Bebo y brindo, clamó el interpelado;
brindo por mi pasado,
que fue de luz, de amor y de alegría,
y en el que hubo mujeres seductoras
y frentes soñadoras
que se juntaron con la frente mía. . .

Brindo por el ayer que en la amargura
que hoy cubre de negrura
mi corazón, esparce sus consuelos
trayendo hasta mi mente las dulzuras
de goces, de ternuras,
de dichas, de deliquios, de desvelos.

-Yo brindo, dijo Juan, porque en mi mente
brote un torrente
de inspiración divina y seductora,
porque vibre en las cuerdas de mi lira
el verso que suspira,
que sonríe, que canta y que enamora.

Brindo porque mis versos cual saetas
lleguen hasta las grietas
formadas de metal y de granito,
del corazón de la mujer ingrata
que a desdenes me mata . . .
¡pero que tiene un cuerpo muy bonito!

Porque a su corazón llegue mi canto,
porque enjuguen mi llanto
sus manos que me causan embelesos;
porque con creces mi pasión me pague. ..
¡vamos!, porque me embriague
con el divino néctar de sus besos.

Siguió la tempestad de frases vanas,
de aquellas tan humanas
que hallan en todas partes acomodo,
y en cada frase de entusiasmo ardiente,
hubo ovación creciente,
y libaciones, y reír, y todo.

Se brindó por la patria, por las flores,
por los castos amores
que hacen un valladar de una ventana,
y por esas pasiones voluptuosas
que el fango del placer llena de rosas
y hacen de la mujer la cortesana.

Sólo faltaba un brindis, el de Arturo,
el del bohemio puro,
de noble corazón y gran cabeza;
aquel que sin ambages declaraba'
que sólo ambicionaba
robarle inspiración a la tristeza.

Por todos lados estrechado, alzó la copa
frente a la alegre tropa
desbordante de risa y de contento
los inundó en la luz de una mirada,
sacudió su melena alborotada
y dijo así, con inspirado acento:

-Brindo por la mujer, mas no por esa
en la que halláis consuelo en la tristeza,
rescoldo del placer ¡desventurados!;
no por esa que os brinda sus hechizos
cuando besáis sus rizos
artificiosamente perfumados.

Yo no brindo por ella, compañeros,
siento por esta vez no complaceros.
Brindo por la mujer, pero por una,
por la que me brindó sus embelesos
y me envolvió en sus besos;
por la mujer que me arrulló en la cuna.

Por la mujer que me enseñó de niño
lo que vale el cariño
exquisito, profundo y verdadero;
por la mujer que me arrulló en sus brazos
y que me dio en pedazos
uno por uno, el corazón entero.

¡Por mi madre!.. Bohemios, por la anciana
que piensa en el mañana
como en algo muy dulce y muy deseado,
porque sueña tal vez que mi destino
me señala el camino
por el que volveré pronto a su lado.

Por la anciana adorada y bendecida,
por la que con su sangre me dió vida,
y ternura y cariño;
por la que fue la luz del alma mía;
y lloró de alegría
sintiendo mi cabeza en su corpiño.

Por esa brindo yo, dejad que llore,
que en lágrimas desflore
esta pena letal que me asesina;
dejad que brinde por mi madre ausente,
por la que llora y siente
que mi ausencia es un fuego que calcina.

Por la anciana infeliz que sufre y llora
y que del cielo implora
que vuelva yo muy pronto a estar con ella;
por mi madre bohemios, que es dulzura
vertida en mi amargura
y en esta noche de mi vida, estrella . ..

El bohemio calló; ningún acento
profanó el sentimiento
nacido del dolor y la ternura,
y pareció que sobre aquel ambiente
flotaba inmensamente
un poema de amor y de amargura.

Gmo.Aguirre Fierro

Las Abandonadas

Cómo, me dan pena las abandonadas,
que amaron creyendo ser también amadas.
Y van por la vida llorando un cariño,
recordando a un hombre y arrastrando un niño.
Como hay quién derribe del árbol la hoja,
y al verla en el suelo, ya no la recoja,
y hay quién a pedradas tire el fruto verde,
y lo eche rodando después que lo muerde.
Las abandonadas son frutas caídas,
del árbol frondoso y alto de la vida,
son más que caídas, fruta derribada,
por un beso artero, como una pedrada.
Por las calles ruedan estas tristes frutas
como maceradas manzanas intutas
y en sus pobres cuerpos antaño surgentes
llevan la indeleble marca de sus dientes.
Tienen dos caminos que escoger
el quicio de una puerta honrada
o el harén del vicio,
y en medio de tanto, de tantos rigores
hay quién al hablarles, se atreva de amores.
Aquellos magnates que ampararlas pueden
más las precipitan para qué más rueden
y hay quién se vuelva su postrer verdugo
queriendo exprimirlas, si aún les queda jugo.
Las abandonadas son como el bagazo,
que alambica el beso y exprime el abrazo,
si aún les queda zumo, lo chupa el dolor,
son tristes bagazos, bagazos de amor.
Cuando las encuentro me llenan de angustia,
sus senos marchitos, y sus caras mustias,
y pienso que llevan en sus arrepentimientos
un niño que es hijo del remordimiento.
El remordimiento lo arrastra algún hombre oculto
que al ver a esos niños de blondos cabellos
yo quisiera amarlos y ser padre de ellos.
Las abandonadas me dan estas penas
porque casi todas son mujeres buenas
son manzanas secas, son frutas caídas,
del árbol frondoso y alto de la vida.
De sus hondas cuitas ni el Señor se apiada,
porque de esas cosas Dios no sabe nada,
y así van las pobres, llorando un cariño,
recordando a un hombre, y arrastrando un niño.

Julio Sexto

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

POESIA SELECTA : RUBEN DARIO

Por Albrechto - 12 de Enero, 2006, 11:16, Categoría: Poesía Selecta

Continuando con este recuerdo literario, siendo ya estudiante de la Escuela Normal Superir "San Juan Bosco" de Puno, Institución educativa Salesiana donde nos formamos como educadores o profesores, me  es grato recordar el poema: "los motivos del lobo" del poeta Nicaragüense, RUBEN DARIO que nació en 1867 y dejo de existir en 1916.

Dicho poema lo transcribo para su deleite junto con el retrato de tan ilustre poeta y espero sea del agrado de los visitantes a esta bitácora, especialmente para los jovenes de mi país.

 

Ruben Dario


LOS MOTIVOS DEL LOBO


El varón que tiene corazón de lis,
alma de querube, lengua celestial,
el mínimo y dulce Francisco de Asís,
esta con un rudo y torvo animal,
bestia temerosa, de sangre y de robo,
las fauces de furia, los ojos de mal.

El lobo de Gubbia, el terrible lobo,
rabioso, ha asolado los alrededores,
cruel, ha deshecho todos los rebaños;
devoro corderos, devoro pastores,
y son incontables sus muertos y danos.

Fuertes cazadores armados de hierros
fueron destrozados. Los duros colmillos
dieron cuenta de los mas bravos perros,
como de cabritos y de corderillos.

Francisco salio.
Al lobo busco
en su madriguera.
Cerca de la cueva encontró a la fiera
enorme, que al verle se lanzo feroz
contra el. Francisco, con su dulce voz,
alzando la mano,
al lobo furioso dijo: - Paz hermano
lobo! El animal
contemplo al varón de tosco sayal;
dejo su aire arisco,
cerro las abiertas fauces agresivas,
y dijo:
- Esta bien, hermano Francisco!
- Como! exclamo el santo -. Es ley que
tu vivas de horror y de muerte?
La sangre que vierte
tu hocico diabólico, el duelo y espanto
que esparces, el llanto
de los campesinos, el grito, el dolor
de tanta criatura de Nuestro Señor,
no han de contener tu encono infernal?
Vienes del infierno?
Te ha infundido acaso su rencor eterno
Luzbel o Belial?

Y el gran lobo, humilde:
- Es duro el invierno,
y es horrible el hambre! En el bosque helado
no halle que comer, y busque el ganado,
y en veces comí ganado y pastor.
La sangre Yo vi mas de un cazador
sobre su caballo, llevando el azor
al puno; o correr tras el jabalí,
el oso o el ciervo; y a mas de uno vi
mancharse de sangre, herir, torturar,
de las roncas trompas al sordo clamor,
a los animales de Nuestro Señor.
Y no era por hambre,
que iban a cazar.
Francisco responde: - En el hombre existe
mala levadura.
Cuando nace, viene con pecado. Es triste.
Mas el alma simple de la bestia es pura.
Tú vas a tener
desde hoy que comer.
Dejaras en paz
rebaños y gente en este país.
Que Dios melifique tu ser montaraz!
- Esta bien, hermano Francisco de Asís.
- Ante el Señor, que toda ata y desata,
en fe de promesa tiéndeme la pata.
El lobo tendió la pata al Hermano
de Asís, que a su vez le alargo la mano.
Fueron a la aldea. La gente veía
y lo que miraba casi no creía.
Tras el religioso iba el lobo fiero,
y, bajo la testa, quieto le seguía
como un can de casa, o como un cordero.

Francisco llamo la gente a la plaza
y allí predico:
Y dijo: He aquí una amable caza.
El hermano lobo se viene conmigo;
me juro no ser ya vuestro enemigo,
y no repetir su ataque sangriento.
Vosotros, en cambio, daréis su alimento
a la pobre bestia de Dios, - Así sea!
contesto la gente toda de la aldea,
Y luego, en señal
de contentamiento,
movió la testa y cola el buen animal,
y entro con Francisco de Asís al convento.

Algún tiempo estuvo el lobo tranquilo
en el santo asilo.
Sus bastas orejas los salmos oían
y los claros ojos se le humedecían.
Aprendió mil gracias y hacia mil juegos
cuando a la cocina iba con los legos,
y cuando Francisco su oración hacia,
el lobo las pobres sandalias lamía.
Salía a la calle,
iba por el monte, descendía al valle,
entraba a las casas y le daban algo
de comer. Mirabanle como a un manso galgo.

Un día, Francisco se ausento. Y el lobo
dulce, el lobo manso y bueno, el lobo probo,
desapareció, torno a la montaña
y recomenzaron su aullido y su sana.
Otra vez sintiose el temor, la alarma
entre los vecinos y entre los pastores;
colmaba el espanto en los alrededores,
de nada servían el valor y el arma
pues la bestia fiera
no dio treguas a su furor jamás,
como si estuviera
fuegos de Moloch y de Satanás.

Cuando volvió al pueblo el divino santo,
todos los buscaron con quejas y llanto,
y con mil querellas dieron testimonio
de lo que sufrían y perdían tanto
por aquel infame lobo del demonio.

Francisco de Asís se puso severo.
Se fue a la montaña
a buscar al falso lobo carnicero.
Y junto a su cueva hallo a la alimaña.
- En nombre del Padre del sacro Universo,
conjurote - dijo - oh lobo perverso!
a que me respondas: - Por que has vuelto al mal?
Contesta. Te escucho.
Como en sorda lucha, hablo el animal,
la boca espumosa y el ojo fatal:
- Hermano Francisco, no te acerques mucho...
yo estaba tranquilo, allá en el convento,
al pueblo salía,
y si algo me daban estaba contento,
y manso comía.
Mas empecé a ver que en todas las casas
estaban la Envidia, la Sana, la Ira,
y en todos los rostros ardían las brasas
de odio, de lujuria, de infamia y mentira.
Hermanos a hermanos hacían la guerra,
perdían los débiles, ganaban los malos,
hembra y macho eran como perro y perra,
y un buen día todos me dieron de palos.
Me vieron humilde, lamía las manos
y los pies. Seguía tus sagradas leyes,
todas las criaturas eran mis hermanos,
los hermanos hombres, los hermanos bueyes,
hermanas estrellas y hermanos gusanos.
Y asi, me apalearon y me echaron fuera,
y su risa fue como un agua hirviente,
y entre mis entrañas revivió la fiera,
y me sentí lobo malo de repente;
mas siempre mejor que esa mala gente.
Y recomencé a luchar aquí,
a me defender y a me alimentar,
como el oso hace, como el jabalí,
que para vivir, tienen que matar.
Déjame en el monte, déjame en el risco,
déjame existir en mi libertad;
vete a tu convento, hermano Francisco,
sigue tu camino y tu santidad.

El santo de Asís no le dijo nada.
Le miro con una profunda mirada,
y partió con lágrimas y con desconsuelos,
y hablo al Dios Eterno con su corazón.
El viento del bosque llevo su oración.

Que era: Padre nuestro, que estas en los cielos...!

Ruben Dario 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

POESIA SELECTA: PABLO NERUDA

Por Albrechto - 10 de Enero, 2006, 15:00, Categoría: Poesía Selecta

Como escribi en mi anterior post, otro de los Poetas famosos que causo mi admiración fue Pablo Neruda, cuyos poemas Nº15 y 20 Los transcribo en el presente post, es:

PABLO NERUDA

Poeta chileno nació en 1904 Falleció en 1973.

su nombre real fue Neftalí Reyes Basoalto, desde 1917 adoptó el seudónimo de Pablo Neruda

Premio Nobel de Literatura considerado como uno de los grandes poetas del siglo XX.

 

Poema 15

Me gustas cuando callas porque estás como ausente
y me oyes desde lejos y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma,
emerges de las cosas llenas del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche callada y constelada.
Tu silencio es de estrellas, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
¡ Una palabra entonces, una sonrisa bastan,
y estoy alegre, alegre de que no sea cierto!. 

Pablo Neruda

Poema 20

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros a lo lejos".
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, a veces ella también me quiso.
En las noches como esta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería;
cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella,
y el verso cae al alma como el pasto al rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla;
la noche está estrellada, y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles,
nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto; pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro, sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto; pero tal vez la quiero;
es tan corto el amor y es tan largo el olvido.
Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que le escribo.

Pablo Neruda

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

POESÍA SELECTA (I): BÉCQUER

Por Albrechto - 3 de Enero, 2006, 16:47, Categoría: Poesía Selecta

Si bien los recuerdos y experiencias vividas en mi niñez son muchas, pero no es mi intensión hacer una autobiografía, más  trato de escribir lo que supongo puede ser de interés para los visitantes a mi blog.

En esta oportunidad acuden de mis recuerdos, poesías y/o poemas que en mi adolescencia, siendo estudiante secundario en la Gran Unidad Escolar "San Carlos", alma mater de mi ciudad natal, Puno-Perú. mis profesores de literatura nos hicieron conocer las obras literarias de autores peruanos y mundiales.

De entre todas las rimas de Bécquer recuerdo dos que me impresionaron o gustaron más las que transcrivo: 

Previamente recordemos que:

Gustavo Adolfo Bécquer

Poeta español. Es una de las figuras más importantes del romanticismo y sus Rimas supusieron el punto de partida de la poesía moderna nació en febrero de 1836 y en diciembre  de 1870 dejo de existir.

Dentro su basta producción Gustavo Adolfo Bécquer dejó sus "Rimas" a través de las cuales deja ver lo melancólico y atormentado de su vida.

Las Rimas, es una colección de setenta y seis poesías, con el título inicial de El libro de los gorriones,   son poemas breves en versos asonantes, que poseen una cualidad esencialmente musical y una aparente sencillez donde . Se expresa la emoción de lo vivido, al recuerdo, a experiencias convertidas en sentimientos. También aparece el amor, el desengaño, el deseo de evasión, la desesperanza y la muerte.

Así mismo  en el género de las leyendas escribió la célebre "Maese Pérez el Organista", "Los ojos verdes", "Las hojas secas" y "La rosa de pasión" entre varias otras. También Escribió esbozos y ensayos como "La mujer de piedra", "La noche de difuntos", "Un Drama" y "El aderezo de esmeraldas"

Hizo descripciones de  "La basílica de Santa Leocadia", el "Solar de la Casa del Cid" y el "Enterramiento de Garcilaso de la Vega", entre otras.

Por último, dentro del costumbrismo o folklore español escribió "Los dos Compadres", "Las jugadoras", la "Semana Santa en Toledo", "El café de Fornos" y otras más.

Entonces espero se deleiten con la:

 

RIMA  LIII

Volverán las oscuras golondrinas

de tu balcón sus nidos a colgar

y otra vez con el ala a sus cristales

jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban

tu hermosura y mi dicha a contemplar,

aquellas que aprendieron nuestros nombres...

esas... no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas

de tu jardín las tapias a escalar

y otra vez a la tarde aún más hermosas

sus flores se abrirán.

Pero aquellas cuajadas de rocio

cuyas gotas mirábamos temblar

y caer como lágrimas del día...

esas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos

las palabras ardientes a sonar,

tu corazón de su profundo sueño

tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas,

como se adora a Dios ante su altar,

como yo te he querido... desengáñate,

nadie así te amara

  

 Gustavo Adolfo Bécquer

Asi mismo les presento:

Amor eterno

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor
.

Gustavo Adolfo Bécquer

Para los que gusten de la obra de Bécquer les recomiendo visitar la Web de la:

BIBLIOTECA VIRTUAL MIGUEL DE CERVANTES.

Donde podrán encontrar toda la obra de Bécquer, y además Sus Rimas en una grabaciòn sonora, que puede servir para que sus alumnos puedan escuchar la declamación de las mismas.

En mi proximo post  expondre dos poemas de Neruda. Hasta la proxima

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com